Desafio 14

 



  


La vertiente norte del Annapurna por donde se realizo la primera ascensión en 1950. Fotografía tomada desde el Dhaulagiri a 6 600 m.
Foto: Iván Vallejo R.



El Machapuchare (Cola de pez): 7 000 m de altitud perfectamente esculpidos en piedra


Hemos llegado al pie del Annapurna. En la parte más alta aparece la arista de la cima


Fijando cuerda en el espolón de roca de camino al Campo 1.


Ferrán Latorre enseñándome mi primera clase de golf al pie del Annapurna a 4 250 m


 


Cruzando el glaciar de camino al Campo 2, detrás de mí Edurne P.

 

 

 

 


La inmensa pared del Annapurna vista desde nuestro Campo 1.




El Annapurna desde el sitio de nuestro Campo 1 a 5 080 m.
¡Qué montaña tan inmensa!


Al pie de la pared oeste del Annapurna.


Nuestro Campo Base el lunes por la mañana
con la nieve fresca caída el día anterior.



A través de la ventana


De camino al C2 llevando a cuestas nuestra casa ambulante.
Al fondo, uno de los múltiples glaciares
que se van rompiendo durante el día.


Lo que tenemos que resolver.
Ese enorme bloque de hielo justo por encima del número 6 150
es lo que nos preocupa durante la ascensión.
Ya se imaginarán por qué.


Tanteando el terreno antes de comenzar a escalar.
Justo encima de mi cabeza, mil metros más arriba, el enorme serác de hielo.
Asier me asegura. Fercho observa. Edurne toma la foto.


Supongo que desde abajo me verán como un gato montés, atisbando, husmeando, trepando.


Con una mochila enorme y pesada subiendo de a
poquito por donde antes ya habíamos estado.


Nuevamente el placer de subir, de atrevidamente ganarle
unos metros a la gravedad, ya no me peleo con la nieve floja.


Los 3 de la cima


La cara oeste del Annapurna desde nuestro Campo Base con las nubes,
los vientos, el sol y la humedad con los cuales Vitor Baía es una especie de Merlín.


En el memorial, al pie del Annapurna,
con la placa que dejé como recuerdo del cariño de  sus amigos.

Preocupado con esa especie de Perito Moreno encima de nuestras cabezas…
es  que no había donde más colocar las tiendas. Sergey se dirije al pie del enorme serác.


Compruebo lo exigente y duro que ha sido
cada centímetro ganado al vacío en este castillo de hielo.
Subo por encima del extraplomo; abajo,
una de nuestras tiendas del Campo 3.


Sergey entrando al paso clave del serác.
Fernando asegura y nosotros al pie apoyando y esperando el turno.


Así como el pintor… nosotros le damos más vida a este mundo
impecablemente blanco con la huella de nuestros pasos y la impronta de nuestra voluntad.

Así aparecía el Dhaulagiri (8 167 m),
vecino del Annapurna, cuando subíamos de camino al C4.
Esta montaña es último ochomil de mi proyecto DESAFÍO 14.


Tres tristes tigres buscan espacio,
no en un trigal, sino en un chiquero pequeñito
por encima de siete mil metros.
(Metidos en nuestra tienda del C4 a 7 250 m,
el 23 de mayo, unas horas antes del ataque a la cima).


Que parto más precioso del horizonte, haber dado a luz esos hijos tan bonitos.
(Amanecer desde 7 400 m, a la izquierda comienza a iluminarse la pirámide del Dhaulagiri.)


Ser parte de esta raza que a pesar de la insuficiencia tiene la fuerza,
el ánimo y la voluntad para poner de pie unas columnas,
echas paso a paso, labradas una por una.
(A 7 600 m subiendo lentamente en dirección al pie del corredor.)


A las tres y veinte de la tarde, por fin,
a cinco metros de la cima del Annapurna.


Al día siguiente, de vuelta en el CB después de la cima:
Iván, Andrew y Fernando.



Expediciones
Perfil Humano
Diario
Fotos
 
Buzón
 
Auspiciantes
 

 
 
www.ivanvallejo.com - email:
 ©: Iván Vallejo
 Fotografía: Iván Vallejo
 Diseño: graphus - telefax: (+593 2) 290 2760 - Email: graphus@uio.satnet.net - Quito-Ecuador
 Desarrollada por: MaQuiNet Services